TOP TICKETS
TICKETS
Inicio
Intro
Equipo
La Exposición
Videos
Tickets
Visita
LA TIRANÍA DE LO VISIBLE:
EL DESNUDO

Partes del cuerpo femenino sin cubrir hemos encontrado en todas las épocas de la historia del traje, pero durante los últimos cien años se ha producido una aceleración doble de este fenómeno: por un lado, las formas femeninas han ido descubriéndose cada vez con más frecuencia, en más contextos y más partes y, por otro, la ropa interior se ha ido mostrando como indumentaria exterior. Así, el desnudo se ha convertido en una suerte de exageración del traje anatómico.

A principios del siglo XX, muchas mujeres vanguardistas desafiaron a su época mostrando más de lo que oficialmente se permitía. Isadora Duncan, Mata Hari, Loie Fuller, Joséphine Baker, Ida Rubinstein o Cléo de Mérode fueron algunas de las pioneras en usar vestidos que jugaban con la insinuación, las transparencias y el desnudo. Además, iniciativas como el traje Delphos de Mariano Fortuny o el novedoso uso del corte al bies de Vionnet, plantearon de manera tangencial ese mismo discurso. Además, el traje de baño femenino y la aparición de las piernas a través de las medias de color carne también propiciaron nuevas lecturas sobre el cuerpo.

La postguerra y las carestías de tejidos apoyaron también el concepto de desnudez. Durante el periodo de entreguerras, los vestidos de día y de noche se acortaron asombrosamente y sugerían las faldas mediante tejidos transparentes, largos flecos de seda y adornos como las perlas que cubrían sin tapar. Pero si tuviéramos que buscar las raíces de este striptease corporal, un momento crucial lo encontramos en la década de los ochenta, en la cual el cuerpo se convirtió en religión. El movimiento del body-building simbolizó el éxito social. La musculación fue sinónimo de poder y autocontrol. En 1990, la alianza creativa entre Jean Paul Gautier y la cantante Madonna consolida esta tendencia creando, a su vez, una nueva: la ropa interior se convierte en exterior.

Así llegamos hasta nuestra situación actual en la que se habla ya de la “tiranía de lo visible”. La piel se convierte en tejido y se modifica a través del gimnasio, la cosmética y la ciencia. Thierry Mugler, incluso, insinúa: “¿El futuro de la moda? No tiene […] Cada vez estamos más desnudos”.

Tras un siglo en el que la silueta ha seguido inventando el cuerpo femenino ¿es ahora la mujer más libre?

Ako Zazarashvili
Jean Paul Gaultier
Jean Paul Gaultier 02
Antonio Velasco
Dolce & Gabbana
Thierry Mugler
Comme des Garçons
Bob Mackie
Ernesto Artillo