TOP TICKETS
TICKETS
Inicio
Intro
Equipo
La Exposición
Videos
Tickets
Visita
PURO CONFORT:
LA SILUETA ANATÓMICA

La silueta anatómica o antropomórfica se fue cocinando a fuego lento. El hombre lleva mostrando sus piernas en calzas y pantalones desde el siglo XIV, pero la mujer no lo hizo hasta bien entrado el siglo XX. El reconocimiento de esta silueta ha ido parejo a la historia de la emancipación social de la mujer. Durante el siglo XIX, encontramos vestigios de la silueta anatómica en el traje sastre o de amazona y también en las iniciativas de activistas como Amelia Bloomer y su propuesta de traje pantalón para montar en bicicleta. Los movimientos obreros y la incorporación de la mujer al trabajo junto con la inclusión del deporte como ocio femenino irán consolidando, tras la I Guerra Mundial, esta silueta entre las mujeres más vanguardistas. Actrices como Marlene Dietrich o Katherine Hepburn serán referencia en estos momentos.

Estas ideas de libertad se recuperarán a partir de los años sesenta: la exaltación de la juventud, así como las diferentes fases de los movimientos feministas que se viven en esa época abrieron debates sociales que se plasmaron inmediatamente en la indumentaria. La industria textil del prêt-à-porter, que toma el relevo a la alta costura a partir de los años sesenta, ha intentado dar respuestas a las necesidades de confortabilidad femenina a través de la incorporación de nuevos tejidos como la lycra que dibujan con mayor precisión el cuerpo.

En esta corriente de siluetas naturalistas, uno de los modistas que más ha profundizado sobre el cuerpo es Azzedine Alaïa, un couturiere singular que llevó a la pasarela el concepto del cuerpo de manera artística.